Compte enrere

Fes una piulada

Cercar en aquest blog

StatCounter

5.16.2017

Cartas a Amaia 4

Lee la carta anterior



Identidad y opciones políticas 2


Como te decía, Amaia, conviene aclarar muchos términos! 

3. "catalanes". No quisiera que interpretaras lo que diré como si yo afirmara que el voto de unos vale más que el voto de otros: medito cada palabra primero. En Cataluña hay una población cuyos orígenes son locales des de hace siglos. Sus apellidos en general nos permite identificarlos: Puig, Camps, Ferrer, Serra... Muy mayoritariamente se autoproclaman "catalanes". 


**** Para leer el resto, clique en "Més informació" debajo ****


Y hay otra población cuyos apellidos no son de origen catalán, sin que esto nos permita a llegar a ninguna conclusión sobre la proximidad o lejanía de la llegada a Cataluña de sus ancestros (o de ellos mismos!). Su autoproclamada identidad varia según muchos factores sociodemográficos, pero principalmente en función del factor temporal. Hay quien se llama Garcia y tiene un arbol genealógico en Cataluña desde hace siglos, y se siente tan catalán como un "Pont", y otro que vino en los años 60 y se siente -con toda legitimidad, no lo critico para nada!- andaluz y español. 
Y hay, claro está, una mayoría de la población que tiene sangre de varios sitios...como yo mismo!
Los orígenes de cada elector, y su identidad autoafirmada, son fuertes (pero no determinantes: conozco muchas excepciones!) condicionantes de sus afinidades políticas. Entre los que están de acuerdo con la independencia hay una mayoría clara de personas que se declaran "catalanes", y entre los que están de desacuerdo encontramos una mayoría que se declaran "españoles", a menudo en combinación con diferentes grados de "catalanidad".
4. "queremos". Hay muchas maneras de hacer preguntas en una encuesta. A mi entender, en cuestiones relacionadas con procesos electorales, las preguntas es mucho mejor que se planteen en formato de conducta: "Vd. que hará..." más que en cuestión de opinión: "Vd. qué piensa..." o "Vd. qué prefiere". Y es aquí donde se produce un fenómeno interesante. La fórmula "Vd. que hará..." o "Vd. que haría..." suele producir una clara mayoría a favor de ir a votar Sí (y por esto, no suele utilizarse en relación al referéndum catalán!). El que está a favor, tiene claro que se va a movilizar. 
En cambio, entre los que no preferirían la independencia encontramos a muchos que se quedarían en casa: "que decidan los catalanes", creo que sería la opinión de muchos (es una interpretación mía!).Otro día te explicaré, si quieres, algunos de los grandes temas sobre el cual no hay un consenso social, y que seguramente van a plantearse (en parte, de nuevo) durante la campaña del referéndum. 
Para hoy, basta con concluir con una paradoja: entre los que más se beneficiarán (como clase social) de la independencia, más personas hay que se oponen a ella!

Palamós, 16 de mayo de 2017


Lee la carta siguiente


Baròmetre de l'ús del català a Internet